¿Qué es Quiropráctica?

Nuestro sistema nervioso central está formado por el encéfalo y la médula espinal, de la cual parten 72 kms. de nervios que controlan y regulan todas las células, órganos y sistemas de nuestro cuerpo.

La médula es tan importante que es el único órgano que está protegido en su totalidad por huesos articulados.
Cuando una o más de esas vértebras se desalinean, esto se denomina subluxación, pueden causar compresiones, tensión, irritación y daños en la medula espinal y los nervios.

Estas subluxaciones tratadas por profesionales, pueden localizarse y AJUSTARSE aplicando una fuerza suave y específica con las manos, es un proceso seguro e indoloro.

El siempre dice: “Cuando tu columna está bien ajustada, ayuda al organismo a funcionar a su máximo potencial”, estos son algunos de los beneficios:

Más energía y vitalidad
Menos estrés
Mejor descanso
Menos dolor y tensión
Pensamiento, concentración y memoria más claros
Mejor postura

dscn0013DSCN1221

La Quiropráctica es una profesión que colabora con la salud, se dedica a detectar y corregir subluxaciones vertebrales. Comenzó en 1895 en Estados Unidos, es una profesión separada y distinta de la medicina y otro tipo de terapias.

Una subluxación vertebral es cuando una vértebra pierde su normal relación con las otras produciendo así una interferencia nerviosa, y de ese modo una comunicación imperfecta entre el cerebro y el resto del cuerpo. El organismo es capaz de hacer todo lo necesario para su supervivencia. Gran parte del funcionamiento del nuestro cuerpo no se realiza en forma consciente, como respirar. Solo algunas necesidades son hechas conscientemente, por ejemplo cuando tenemos sed o hambre, por lo tanto el funcionamiento de nuestro cuerpo depende de que esa comunicación sea perfecta.

Hay varias causas para las subluxaciones vertebrales, entre ellas podemos mencionar causas físicas como caídas, golpes, malas posturas, lesiones deportivas, accidentes, malos movimientos y sedentarismo. También hay causas emocionales tal como la ansiedad, depresión, el stress, nerviosismo, etc. Y existen también causas químicas, como ser el beber alcohol y fumar en exceso, consumir drogas y fármacos, la mala alimentación, la deshidratación, estar expuesto a la polución ambiental.

Un ajuste es la fuerza que aplica el quiropráctico para corregir la subluxación vertebral. Es una fuerza específica aplicada con las manos para realinear las vértebras subluxadas. El ajuste es suave y no es doloroso. Muchas veces, al realizarse el ajuste se escuchará un ruido denominado cavitación, que se produce cuando los gases que hay en la cavidad articular son liberados. Hay distintas técnicas de ajustes, de acuerdo a la edad o al estado de la persona.

¡Ninguno! Que no haya síntomas no quiere decir que no existan subluxaciones vertebrales. Incluso, muchos problemas en la columna inicialmente no muestran síntomas, sino hasta que alcanzan un peor estado. ¿Por qué esperar a qué duela? ¡Mejor, hacé chequear tu columna antes de que algún síntoma aparezca! Incluso, los ajustes regulares optimizan el sistema inmunológico y ayudan al cuerpo a combatir y prevenir mejor distintas enfermedades.

¡Totalmente! Es muy importante que traigas a tus hijos para que reciban un chequeo de su columna. Para saber más sobre la importancia de los ajustes en los niños, visitá nuestro apartado especial sobre los niños y quiropraxia.

¡Sí! Los ajustes para la mujer embarazada son seguros, e incluso se recomienda que los reciban, ya que les ayuda a transitar un embarazo más cómodo y también a tener un mejor proceso de parto.

La frecuencia es determinada por el quiropráctico. Va a depender de la edad y el estado de la columna de cada paciente. Cuando un paciente llega por primera vez a nuestro consultorio, las visitas son más frecuentes ya que se trabaja para corregir las subluxaciones. Luego de esta etapa correctiva, viene una etapa de mantenimiento. Es importante mantener la regularidad indicada por el profesional para asegurar una óptima comunicación nerviosa por medio de cada ajuste.

La Quiropráctica no es un tratamiento para ningún tipo de dolor o patología. La única misión de la quiropraxia es detectar y corregir las subluxaciones vertebrales para mantener el cuerpo libre de interferencias nerviosas para poder funcionar a su mejor potencial. Muchos pacientes que llegan a nuestro consultorio con dolor manifiestan el alivio de sus síntomas gracias a los ajustes, pero esto se debe a que el cuerpo mismo está funcionando mejor debido a la optimización de su función nerviosa.

La Quiropráctica no trata enfermedades ni es una terapia física. Hay muchos pacientes que llegan a nuestro consultorio con distintas lesiones y reciben sus ajustes regulares que los mantienen libres de subluxaciones. Incluso muchos síntomas relacionados a hernias discales o escoliosis llegan a desaparecer, pero eso se debe a que, gracias a los ajustes, hay una mejor comunicación nerviosa y la misma inteligencia innata del cuerpo regula todas las funciones del mismo.

No. Los doctores en quiropraxia no recetan medicamentos ya que no son doctores en medicina.

Si! Los ajustes son suaves y precisos, y podés recibirlos si fuiste operado de tu columna.