7 Abril  2020

Saludos, 

Mucho promueven el consumo de pescado y mariscos como un productos benéfico especialmente por su contenido de Omega 3. Inclusive muchas veces no son considerados hasta  animales. ¿Será un tipo de plantas con ojos o aletas que no posee efectos adversos? Muchos profesionales de la salud los recomiendan por algunas de sus propiedades y parece ser que se ponen vendas en sus ojos y tapones en los oídos para desatender la otra data sumamente importante que desequilibra los beneficios de este animal.  Si fuese por eso podríamos adaptar una dieta en la barra de chocolate snickers porque tiene vitamina y calcio. 

Estos son 3 datos muy bien documentados sobre lo peligroso del pescado: 

  1. Pescado es bajo en antioxidantes y no contiene fibra. El pescado está clasificado como uno de los alimentos más bajos en antioxidantes junto con las carnes y aves de corral.Antioxidante y fitonutrientes son extremadamente importantes incluirlos en nuestra dieta por sus propiedades antiinflamatorias, fortalecen nuestro sistema inmune, la comunicación entre nuestras células, repara daños en nuestro ADN y nos ayuda a desintoxicar de tóxicos y carcinógenos. La falta de fibra es un gran problema ya que esta es un nutriente esencial para nuestras bacterias intestinales y nos ayuda a eliminar tóxicos de nuestros intestinos reduciendo enfermedades como cáncer del colon. 

2. Omega 3, grasas saturadas y colesterol! Muchos profesionales apoyan  el consumo de pescado por su contenido adecuado nutricionalmente de OMEGA 3 (una grasa poliinsaturada) que es esencial para nuestro cuerpo y tiene efectos antiinflamatorios. El resto de la grasa es  saturada y colesterol, ambas contribuyen a inflamación en nuestro cuerpo, el el aumento de riesgo de enfermedades del corazón e infartos. Cada 37 segundos muere una persona de una enfermedad cardiovascular, donde las grasas saturadas, colesterol y deficiencia en fibra juega un el rol mayor en su desarrollo. Por qué buscar nuestras fuentes de omega 3 de un alimento que también nos pone en riesgo nuestra salud. Podemos obtener omega 3 de otras fuentes sin estos efectos adversos como  nueces, semillas, frutas, vegetales y legumbres. 

3.Contaminantes tóxicos inundan nuestros océanos y vida marina. La mayoría de todos nuestro desperdicios terminan en nuestros océanos. Es una gran alcantarilla. Mercurio, bifenilos policlorados (PCB), clordano, dioxinas y diclorodifeniltricloroetano (DDT) se acumulan en os tejidos grasos de los peces y mariscos. Se ha demostrado que el 84 por ciento del pescado del mundo contiene niveles inseguros de mercurio. No sólo estos contaminantes se acumulan en nuestro cuerpo por años sino que están vinculados a aumentar nuestro riesgo al cáncer, diabetes, salud cerebral, sistema neurológico e inmunológico. También es de mayor preocupación para mujeres embarazadas ya que  estos químicos cruzan la placenta y puede afectar perjudicialmente el desarrollo del bebe. 

Un alimetos saludable no debe tener una lista de efectos adversos a la salud sino una gran lista de efectos benéficos que nos faciliten un cuerpo en estado de prevención y reversión de condiciones. Algo muy común en el mundo de la nutrición es que recomiendan  un producto o alimento por alguno de sus atributos pero no analizan el productos en su completitud descartando los efectos contraproducentes que tienen en el desarrollo de un estado óptimo . Esto es un comportamiento profesional reduccionista y limitado sin brindar a nuestra   audiencia un análisis objetivo, completo y de vanguardia para esos que buscan transformar su salud.

 

Referencias:

  1. Arterburn LM, Hall EB, Oken H. Distribution, interconversion, and dose response of n-3 fatty acids in humans. Am J Clin Nutr. 2006 Jun;83(6 Suppl):1467S-1476S. Review.
  2. Biodiversity Research Institute and IPEN. Global Mercury Hotspots: New Evidence   Reveals Mercury   Contamination Regularly   Exceeds Health  Advisory  Levels in  Humans and Fish  Worldwide. Biodiversity  Research Institute
  3. United States Department of Agriculture. National Nutrient Database for Standard Reference Release 21.
  4. Data Central Search Results.” FoodData Central, fdc.nal.usda.gov/fdc-app.html#/food-details/175168/nutrients.
  5. Ikeda, Joanne. “Eat for Life: The Food and Nutrition Board’s Guide to Reducing Your Risk of Chronic Disease.” The American Journal of Clinical Nutrition, vol. 57, no. 2, 1993, pp. 233–234., doi:10.1093/ajcn/57.2.233-4.
  6. Widen [ Pixelfront ], p.widencdn.net/zsvtil/Health-Concerns-About-Fish-Fact-Sheet.

Para conocer nuestra variedad de ebooks con recetas saludables, visita el enlace: https://backtothegardenpr.com/tienda/  

Visita nuestras redes sociales para acceder más contenido educativo, demostraciones de cocina y testimonios de reversión de enfermedades crónicas. 

Facebook: https://www.facebook.com/backtothegardenpr/

Instagram: https://www.instagram.com/backtothegarden_pr/

Youtube: https://www.youtube.com/backtothegardenpr/