16 Mayo  2020

 

Cápsula educativa:

 

Alrededor de 77% de nuestra población ( Estados Unidos y Puerto Rico) reportan tomar suplementos dietéticos o utilizar “superfoods” en forma de polvos y líquidos porque estos se proclaman como benéficos para la salud. Estamos invirtiendo la cantidad descomedida de $25 billones al año en estos productos. La pregunta es, ¿ basado en que evidencia objetiva y fundamentada están estos suplementos? La evidencia ha demostrado que la mayoría de estos suplementos tienen poca información confiable sobre su seguridad, tienen pocos beneficios y algunos serios riesgos. (La compañía de suplementos solo deben reportar ciertos efectos adversos a la FDA). Según reportó la hoja informativa del Instituto Nacional de Salud (NIH) en su reporte: “La mayoría de los estudios que examinamos no proporcionan pruebas sólidas de los efectos beneficiosos del suplemento relacionados con la salud.” Analizemos mas alla, el 1er factor de riesgo de enfermedades y mortalidad en los países occidentales no es la deficiencia nutricional sino la EXCESIVIDAD nutricional. Por tal razón las primeras causas de muerte en nuestros países: enfermedad cardiovascular, diabetes, cáncer, entre otras son consideradas las enfermedades de la opulencia debido al sobreconsumo de colesterol, grasas, sodio, proteína y demasiadas calorías. Por qué entonces nos dirigimos a remediar nuestros problemas como si fueran deficiencia cuando es totalmente lo opuesto. Cuando se trata de la salud buscamos la salida más fácil sin querer invertir el valor y el tiempo necesario.
Algunos ejemplos de suplementos probados a tener efectos dañinos son:

 

1)Ácido fólico: la forma sintética del folato encontrada en los suplementos. La mayoría de la evidencia ha encontrado que puede aumentar cáncer de seno, próstata y colorrectal. La mejor fuente para conseguir folato durante el embarazo o en general es en hojas verdes y legumbres.

 

2)Betacaroteno, vitamina A y E en forma de elementos combinados o individuales: según la evidencia aumenta la mortalidad, riesgo a desarrollar enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. El betacaorteno y vitamina A se encuentra en productos amarillos, rojos y anaranjados como pimientos, zanahorias al igual que alimentos verdes oscuros. La vitamina E la encuentran en nueces, semillas, granos integrales y hojas verdes.

 

3)Hierro y cobre: metales esenciales pero requeridos en muy pequeñas proporciones. Cuando tenemos excesos de estos, por nuestra dieta (carnes, higado y mariscos) o suplementos, generan altos niveles de oxidación que contribuyen a enfermedades cardiovasculares, deterioro cognitivo y la enfermedad Alzheimer. Podemos consumir cantidades necesarias de hierro y cobre cuando practicamos una dieta alta en plantas integrales. Legumbres y vegetales verdes nos brinda la cantidad adecuada.

 

Mensaje final: Los suplementos no pueden sustituir los alimentos integrales. Los alimentos nos ofrecen miles de variedades de sustancias activas de estos nutrientes que al tomarlos en formas aisladas crean desbalances nutricionales. Nuestros cuerpos han evolucionado y están programados a recibir esta diversidad de sustancias que se encuentran solo en alimentos coloridos e integrales llenos de antioxidantes y fitonutrientes. La clave está en cambiar nuestros hábitos alimenticios desbalanceados y evitar resolver la salud como si fuese un juego tratando los síntomas sin dirigirnos a las causas.
Existen casos particulares donde es necesario suplementarse por lo tanto asegurate de hacerlo de manera inteligente. Consulta (presencial o virtual) con uno de nuestros doctores de la Clínica Back to the Garden para prevenir o revertir problemas de salud. Nos puedes llamar al 787-282-7865 o visita www.backtothegardenpr.com.

 

 

Referencias: 

    1. Bjelakovic G, Nikolova D, Simonetti RG, Gluud C. Antioxidant supplements for prevention of mortality in healthy participants and patients with various diseases. Cochrane Database Syst Rev. 2008 Apr 16;(2):CD007176.

    2. Bjelakovic G, Nikolova D, Simonetti RG, Gluud C. Antioxidant supplements for preventing gastrointestinal cancers.
    3. NIH State-of-the-Science Conference Statement on Multivitamin/Mineral Supplements and Chronic Disease Prevention.NIH Consens State Sci Statements 2006;23:1-30. 
    4. Peto R, Doll R, Buckley JD, Sporn MB. Can dietary beta-carotene materially reduce human cancer rates? Nature. 1981 Mar 19;290(5803):2018.

      5.https://nutritionguide.pcrm.org/nutritionguide/view/Nutrition_Guide_for_Clinicians/1342057/all/Micronutrients_in_Health_and_Disease

      6.https://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/superfoods/

     

    Para conocer nuestra variedad de ebooks con recetas saludables, visita el enlace: https://backtothegardenpr.com/tienda/  

    Visita nuestras redes sociales para acceder más contenido educativo, demostraciones de cocina y testimonios de reversión de enfermedades crónicas. 

    Facebook: https://www.facebook.com/backtothegardenpr/

    Instagram: https://www.instagram.com/backtothegarden_pr/

    Youtube: https://www.youtube.com/backtothegardenpr/